¿Cuál es el estado de las negociaciones Mercosur-Unión Europea?

El embajador Agustín Espinosa, diplomático uruguayo, realizará próximamente una presentación en Brasilia sobre el estado de las negociaciones entre la Unión Europea y el Mercosur. Esas negociaciones han tenido —con el apoyo del Programa Fidamercosur Claeh— la participación reciente de un representante de la Coprofam, que ha podido llevar la voz de la agricultura familiar a este proceso.

 

Compartimos las consideraciones del Emb. Espinosa sobre el tema:

La negociación para alcanzar un acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea dura ya 21 años. Como se recordará, comenzó en 1995, atravesando distintas instancias hasta una suspensión transitoria en 2004, debido a las dificultades presentadas en algunos capítulos de la negociación del acuerdo, con motivo de la crisis económica de ese momento.

Durante el período 2004 al 2010, se realizaron únicamente reuniones a nivel político para reafirmar el interés de las partes en continuar las negociaciones.

Las negociaciones se retomaron en el año 2010, en un esquema a dos velocidades, la elaboración de marcos normativos por un lado y la preparación de ofertas por el otro.

Hasta el 2013 se realizaron nueve rondas de negociaciones que buscaron atender los parámetros básicos del acuerdo, o sea, el acceso a mercados para llegar a una cobertura del comercio cercana al 90%, así como en los sectores de servicios, compras gubernamentales, defensa de la competencia, propiedad intelectual e inversiones.

A mediados de 2015 ambas partes reafirmaron el compromiso de alcanzar la conclusión de las negociaciones para llegar a un acuerdo mutuamente beneficioso. En el año 2016, las negociaciones se situaron en el centro de la agenda comercial externa del Mercosur y por primera vez, después de doce años, se realizó un intercambio inicial de ofertas en acceso a mercados de bienes, servicios y compras públicas.

La oferta de la Unión Europea liberalizaba casi el 90 % del comercio y la oferta de bienes del Mercosur alcanzaba el 87 % del comercio registrado en el período 2010 2012. Asimismo, se realizó una revisión de los textos de negociación.

En octubre del año pasado se realizó, después de cuatro años, la reunión del comite de negociaciones birregionales, que es el ámbito formal de negociación entre ambos bloques, en el cual se reúnen todos los grupos técnicos relativos al acuerdo. Ello implicó, de alguna manera, un proceso de recuperación de confianza recíproca entre ambos bloques.

A comienzos de este año, el Mercosur y la Unión Europea intercambiaron las respectivas aspiraciones de mejoras en materia de acceso a mercados de bienes, compras públicas y servicios, y los jefes negociadores se han continuado reuniendo; la última ocasión fue en Brasilia, a comienzos del presente mes.

En esta oportunidad, las negociaciones concluyeron con diferencias en las áreas de carnes y etanol. La UE ofreció a los países del Mercosur una cuota anual de 70.000 toneladas de carne bovina y de 600.000 toneladas para el etanol, oferta que fue considerada insuficiente, dado que fue inferior a la hecha en 2004, cuando se suspendieron las negociaciones.

Esta dificultad surgida en Brasilia hace difícil que se pueda cumplir la meta de anunciar un acuerdo en el marco de la reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio que tendrá lugar en diciembre próximo en Buenos Aires. De todas maneras, este mes los negociadores volverán a reunirse en Brasilia y si fuera necesario lo harán en Bruselas a comienzos de diciembre, previo a la reunión de la OMC en Buenos Aires.

De atenernos a las declaraciones del comisario de agricultura de la UE, el Mercosur no puede esperar un acceso mucho mayor al mercado europeo de carne vacuna y de etanol de caña de azúcar, dos exportaciones súper competitivas del bloque. A su vez, no hay muchas probabilidades de que los países del Mercosur hagan algo por abrir sus protegidos mercados de servicios o productos manufacturados.

Probablemente el proceso continúe apuntando a suscribir algún instrumento que le permita decir a ambas partes, aun este ano, que se trata de un acuerdo que se va a concretar durante 2018.

 

<<<

Agustín Espinosa es diplomático de carrera de Uruguay. Ha sido embajador de su país en Israel, Alemania, Reino Unido e Irlanda del Norte, Brasil, Aladi y Mercosur y en Egipto (2011-2016). Es catedrático de Relaciones Internacionales e Integración y profesor de la Universidad ORT Uruguay, así como autor de varios artículos de su especialidad.

 

 

Copyright © 2014 :: Programa FIDA.MERCOSUR.CLAEH :: Todos los derechos reservados