APP en Ecuador impulsa negocio inclusivo de pequeños productores cacaoteros

 

Ecuador ha cobrado importancia relativa la agroexportación como generadora de divisas y empleos. Y el cacao es uno sus rubros esenciales: el país es el principal exportador a nivel mundial de cacao fino de aroma. En este marco se ha desarrollado el caso de estudio sobre la alianza público privada (APP) OLAM-Pequeños productores cacaoteros-Programa de Reactivación del Cacao, que analiza el modelo de negocio inclusivo promovido por la empresa con intermediarios y pequeños productores aprovechando la inversión del sector público en la actividad.

Esta APP se originó con OLAM Ecuador S.A., una multinacional que opera en alrededor de 70 países como proveedor de alimentos y materias primas, siendo uno de los principales comercializadores de cacao y derivados, que opera en Ecuador desde el 2011 enfocado en la exportación de cacao nacional fino de aroma.

LINDT (Lindt & Sprüngli), es una compañía Suiza especializada en chocolatería de lujo, fundada en 1845, que cuenta con fábricas en Suiza, Alemania y EUA. La compañía mantiene una alianza con OLAM para el abastecimiento de cacao fino de aroma, que se expresa en un programa de desarrollo de proveedores financiado por LINDT para asegurarse volúmenes crecientes de provisión con calidad a través de un mecanismo de trazabilidad y cumplimiento de estándares de responsabilidad social y ambiental.

Este proyecto de desarrollo es de al menos 20 millones de USD, para 7 años. En el proyecto LINDT financia: un bono de 100 USD/TM de cacao fino de aroma entregado (56% al productor, 44% al intermediario), asistencia técnica de 20 extensionistas y supervisores, que contempla honorarios, seguridad social, vehículos, combustible, mantenimiento, material de capacitación, plántulas para renovación de huertas, insumos y equipos. OLAM por su parte financia una gerencia dedicada a la coordinación y personal técnico de supervisión en campo.

 

Esquema de negocio inclusivo

OLAM ha establecido un esquema inclusivo de desarrollo de pequeños productores. Esta alianza comercial se expresa en un contrato de mediano plazo y un proyecto de negocio inclusivo con pequeños agricultores y la participación de acopiadores intermediarios.

La participación de los intermediarios en la cadena del cacao, incluidos por la empresa, es imprescindible: son el actor que tiene capacidad de acopio y gestión para manejar volúmenes de pequeños productores, aportando conocimientos para cumplir las actividades de poscosecha y logística de abastecimiento de las plantas industriales o de los exportadores. Disponiendo además de capital para compras en efectivo y créditos de emergencia para los productores.

La exigencia de trazabilidad desde LINDT, genera la firma formal de compromisos entre los productores y OLAM. A través de un acta de compromisos por la cual los productores se adhieren a entregar de manera regular cacao nacional fino de aroma a los intermediarios abastecedores de la empresa, así como a participar de las actividades de capacitación y adoptar las recomendaciones de los técnicos.

Mientras que la empresa se responsabiliza por brindar a cambio un bono en forma de asistencia técnica, insumos y equipamiento, así como a mantener las compras del cacao a lo largo de todo el año. Los intermediarios también suscriben un acta con compromisos de trato justo a los productores y buenas prácticas de acopio y poscosecha, así como de abastecimiento regular a OLAM.

En otras palabras, no existe un contrato comercial, sino un acta de compromisos de las partes, que formaliza una relación y cumple un requisito de trazabilidad, basada en la construcción de confianza, con resultados concretos en productividad que atienden los intereses de la empresa por un mayor volumen de abastecimiento y de los productores por mejorar ingresos.

OLAM compra el cacao fino de aroma de los proveedores intermediarios que acopian de los pequeños agricultores del programa con LINDT al precio del mercado, más un bono de 100 USD/TM que se distribuyen entre el intermediario y el agricultor.

Los agricultores reciben el bono en forma de equipos de protección, equipos para fumigación, fungicidas y fertilizantes. Para recibir el bono deben cumplir las metas productivas y de entrega de cacao al proveedor de su zona. Hay entregas adicionales de bonos “ceremoniales” (valor extra entregado en actos grupales como un reconocimiento también moral y demostrativo de que es viable llegar a metas productivas más altas).

De las 58.466 Unidades de Producción (UPA) en que hay cultivo del cacao en Ecuador, 28.717 pertenecen a pequeños productores con menos de 10 ha (49% del total), siendo el segmento en donde se concentra la producción de cacao nacional fino de aroma, y este es el grupo clave para asegurar el abastecimiento de LINDT con el que trabaja OLAM.

 

Alianza con el Programa de Reactivación del Cacao-MAG

Dentro de este esquema de negocio se da la construcción de esta APP, que ha buscado puntos de coordinación y sinergia en la iniciativa de la empresa OLAM y las acciones en principio enfocadas en la producción del Programa de Reactivación del Cacao que ejecuta el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

El Programa de Reactivación del Cacao, “Minga del Cacao” tiene presupuesto exclusivamente estatal, fue enfocado en subsidios a la rehabilitación de plantaciones de pequeños productores. Su objetivo es impulsar la producción de cacao nacional fino de aroma, por un período de diez años (2012-2021). Su ejecución presupuestaria ha sido de 90 millones del 2012 al 2017 y se beneficiaron a 62.891 pequeños productores.

Las iniciativas de OLAM y del Programa de Reactivación del Cacao han avanzado en paralelo, y aunque hubo conversaciones iniciales para el establecimiento de un convenio de cooperación a nivel nacional, todavía no se ha concretado formalmente. Sin embargo, a nivel territorial, OLAM ha logrado tomar contacto y coordinar con los técnicos del Programa de Reactivación del Cacao, apuntando en dos direcciones:

  • Se identifica a pequeños productores que han recibido los apoyos productivos de la Minga del Cacao para incorporarlos al programa de proveedores de la empresa, si se encuentran dentro del radio de compra de los intermediarios que abastecen a OLAM.
  • Se gestiona para que los agricultores ya inmersos en la iniciativa de OLAM reciban los beneficios de plántulas para replantación o podas subsidiadas, así como para la entrega de insumos adicionales que hace el MAG a través de la Minga.

 

Caso Ecuador g1

 

En la práctica, la complementariedad entre OLAM y el MAG se resumen en que para la empresa son de interés fincas de pequeños cacaoteros rehabilitadas o que pudieran serlo con apoyo del Programa del MAG y para estos últimos, una empresa como OLAM les asegura el componente de mercado y trazabilidad menos desarrollado en su implementación.

La posibilidad de tal sinergia complementaria entre potenciar la oferta por parte del MAG y asegurar el mercado por la empresa, es la principal hipótesis de trabajo que impulsa a los actores para explorar una alianza público-privada en la cadena del cacao fino de aroma.

La iniciativa se encuentra en su cuarto año de implementación, con un crecimiento sostenido de participantes y volúmenes de acopio de cacao fino de Aroma. Como resultados hasta la fecha se cuentan con los siguientes indicadores que muestran sus principales resultados:

 

Ecuador tabla 

 

 

Copyright © 2014 :: Programa FIDA.MERCOSUR.CLAEH :: Todos los derechos reservados