Innovador mecanismo de alianzas público-privadas en Paraguay para el desarrollo inclusivo de la agricultura familiar

 

Con el Programa Paraguay Inclusivo (PPI) el Gobierno paraguayo desarrolló una iniciativa innovadora enmarcada en el concepto de alianzas público-privadas (APP) a fin de mejorar el acceso de las organizaciones de la agricultura familiar campesina e indígena a los mercados por medio de la vinculación con otros actores de las cadenas de valor.

El caso de la APP "Lácteos La Fortuna - organizaciones rurales de la agricultura familiar campesina e indígena" constituyó un gran reto asumido por el gobierno y el FIDA a través del PPI, con el compromiso de mejorar las condiciones de vida de estos grupos de agricultores.

El documento de estudio menciona que el Estado promueve el desarrollo de este tipo de alianzas innovadoras que reúnan a actores del sector privado, el Gobierno y la sociedad civil como mecanismo para mejorar la productividad, elevar los ingresos de la AFCI, y a través de ello impulsar el desarrollo rural.

En ese contexto, señala que el desafío para la AFCI consiste es su transición hacia sistemas con una base cada vez mayor en el mercado, que tomen en cuenta la demanda actual y futura de alimentos y materias primas. Sosteniendo que el funcionamiento de estas alianzas puede lograr que las cadenas garanticen la seguridad alimentaria y nutricional nacional, y promuevan la inclusión de la AFCI en el negocio.

Con esta APP en particular el Estado trató de encontrar una manera eficiente para que la inversión pública llegue al productor a través de las organizaciones rurales (OR) de cierta escala, y los productores encuentren un mecanismo eficaz para entregar sus pequeños volúmenes individuales de leche de manera conjunta, levantando varias de las limitantes de acceso al mercado que se encuentran cuando actúan de manera independiente.

Con este horizonte se unieron actores públicos: Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG); la empresa Lácteos La Fortuna y tres organizaciones rurales: i) la Asociación de Lecheros Oñondivepá de Mbocayaí-Departamento de Caaguazú, ii) la Asociación de Organizaciones Comunitarias Oñoñdivepá (ASOCO) J. E. Estigarribia, departamento de Caaguazú, y iii) el Comité de Productores de Leche de Campito, Campo Azul y San Isidro de Abaí, departamento de Caazapá.

Las OR seleccionadas para integrarse en la APP, antes de llegar a la formulación de planes de negocios articulados (PNA), pasaron primeramente por un diagnóstico rural participativo (DRP) y luego un plan de fortalecimiento (PF).

A partir del diseño del PNA, se inicia el vínculo con la empresa, se acuerdan principalmente las condiciones de su participación para el buen tratamiento de la relación comercial con la OR y su compromiso de contrapartida. Finalmente, en este plan se definen los aportes de cada una de las partes, siguiendo el Manual Operativo del Proyecto que establece los porcentajes mínimo para cada una de ellas.

Una vez aprobado el PNA, el proyecto realiza un primer desembolso de recursos a la OR, con lo que inicia la ejecución del Plan con la adquisición de la inversión en activos productivos etc., por lo tanto, empieza la aplicación de los fondos.

Asimismo, este mecanismo contempla la formalización de la relación entre la empresa y las OR a través de acuerdos comerciales.

A lo largo del estudio referido se encuentran los logros alcanzados y las dificultades en la ejecución, tanto en los temas administrativos, productivos, comerciales, de asociación, y las medidas tomadas para su ajuste o corrección. Todo esto es entendido que deja importantes lecciones, que, al mismo tiempo, muestran que con mejoras en la gestión pueden lograrse resultados sostenibles.

Los formatos de diseño de los indicadores varían para cada organización. La situación actual que muestran los datos del estudio para este caso seleccionado señala, en conclusión, que la mayor parte de los recursos recibidos fueron empleados en la adquisición de activos de uso colectivo (tractores) en el caso de Asoco y Campito, y eso no se tradujo en mayor cantidad de pasturas, alimento ni producción en el corto plazo, porque se requiere un tiempo para su implementación.

Se destaca que las empresas agroindustriales y/o los comerciantes exportadores que están interesados en ampliar el número de proveedores y desarrollar las cadenas de valor, han tomado en consideración el potencial de producción de la AFCI y de sus organizaciones rurales (OR).

Sin dejar de lado la necesidad que evidencia el estudio de implementar medidas que mejoren las intervenciones de esta naturaleza, considerando que la mayoría de las dificultades encontradas servirían, tanto para el diseño y ejecución de los próximos proyectos a los efectos de mejorar el funcionamiento de las APP.

Finalmente, este estudio de caso rescata el interés del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Paraguay por priorizar esta modalidad, la conveniencia de trabajos como este, que detalle lo sucedido y sirvan de referencia para la formulación de políticas públicas respecto de las APP para el sector rural.

Siguiendo lo anterior, se conoce que el Estado ejecutará una segunda parte del PPI en el segundo semestre de 2019 para la inclusión de pequeños productores en cadenas de valor, aplicando nuevos fondos y con las correcciones requeridas en su modalidad operativa, que vendrán como producto de las lecciones aprendidas en la ejecución de esta primera fase.

 

 

 

Copyright © 2014 :: Programa FIDA.MERCOSUR.CLAEH :: Todos los derechos reservados