Proyectos FIDA para ALC: situación y perspectivas de trabajo para el 2019-2021

 

En ocasión del Foro Mundial Campesino llevado a cabo en Montevideo, del 21 al 23 de mayo de 2019, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) presentó el estado de cartera de los proyectos que corresponde a la región de América Latina y el Caribe (ALC), así como sus perspectivas de trabajo con las organizaciones de la agricultura familiar.

Una de las esferas más importantes que se destaca del FIDA es el trabajo con la agricultura y la gestión de los recursos naturales, que representan un tercio de los préstamos y donaciones en curso. En este sentido, el Fondo movilizará recursos básicos por valor de USD 1.200 millones con objeto de financiar un programa de préstamos y donaciones de USD 3.500 millones en la región ALC. 

Recientemente los miembros del Fondo han acordado el programa de préstamos y donaciones para el trienio de FIDA11, que surge de la “Consulta sobre la Undécima Reposición de los Recursos del FIDA” que abarca el periodo 2019-2021.

Según datos que mostró el FIDA, en ALC hay 779,8 millones de personas y el 20% de ellas está en el medio rural, lo que se traduce en mayores inversiones hacia el área urbana respecto a la rural. El 30,2% vive en situación de pobreza, el 10,2% en extrema pobreza. Cuando se refiere a la pobreza, se trata del 67%, lo que implica que 2/3 de los pobres están ubicados en el campo. La región comprende a 33 países, 19 de ellos calificados como de ingreso medio alto y tres como de ingreso alto. Hay 16 Estados insulares, que son las islas de Caribe.

El monto asignado en el periodo de reposición llamado FIDA11 es de 251,3 millones de dólares para la región ALC en este trienio. Este financiamiento se complementa con fondos provenientes de fuentes nacionales, estaduales, provinciales o departamentales, según la estructura de cada país. Lo que implica que, la inversión total sería de unos 170 millones de dólares.

Doce países tienen asignación presupuestaria desde el FIDA para el periodo 2019-2021: Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Guyana, Haití, México, Nicaragua y Perú. Estos reciben préstamos entre 2019 y 2021. Como un caso particular se encuentra Haití.

El Fondo ha asumido compromisos frente a sus países miembros para contribuir al logro de los objetivos de desarrollo sostenible: ODS 1 (Fin de la pobreza) y ODS 2 (Hambre cero). A partir de estos préstamos y donaciones, el FIDA ha hecho énfasis en la obtención de resultados para lo cual ha establecido algunos indicadores, con metas esperadas en la región para estos tres años:

  • nutrición: 50% de los proyectos tienen que ser sensibles a los temas de nutrición. Con seis proyectos que apunten a ese objetivo universal;
  • juventud y migración: 50% de los proyectos tienen que tener acciones específicas a favor de los jóvenes. Con seis proyectos de incidencia en esta dimensión;
  • género y agricultura: 25% de los proyectos tienen que ser transformadores e inclusivos en género. Con tres proyectos para este fin;
  • cambio climático: 25% de los proyectos tienen que estar focalizados en cambio climático. Para esto último, serían 63 millones de los recursos señalados antes.

En este contexto, desde la “Teoría del cambio”, el FIDA11 plantea, a partir de situaciones políticas nacionales, contribuir al establecimiento de políticas a favor de la reducción de la pobreza, en una situación donde los eventos climáticos se puedan contener. Con estos supuestos los proyectos deberían definir una serie de resultados y de impactos que generen algunas cifras:

  1. 47 millones de personas con mayor producción. Contribución de 3,6 millones de dólares.
  2. 46 millones de personas con mayor acceso a los mercados. Contribución de 3,4 millones de dólares.
  3. 24 millones de personas con mayor capacidad de resiliencia al cambio climático. Contribución de 1,8 millones de objetivo de contribución.
  4. 44 millones de personas con mayor movilidad económica. Contribución de 3,3 millones de dólares.

En otras palabras, el FIDA mostró en términos concretos que está pasando por un proceso de transformación estructural desde el 2017, que incluye sobre todo nuevas formas de trabajar, nuevas alianzas y nuevas estructuras mirando a la región de ALC como un actor importante para contribuir al logro de objetivos globales en los próximos tres años.

 

Fuente: Foro Mundial Campesino

 

 Acceda aquí al documento Cartera FIDA.

 

Copyright © 2014 :: Programa FIDA.MERCOSUR.CLAEH :: Todos los derechos reservados