Mate & Co: darle una vuelta de tuerca a la yerba mate

Blends de yerba mate orgánica premium que energizan tu día (Mate-Chai), que revitalizan tus sentidos (Tres Mentas), que te purifican (Lemos Detox). Yerba Flower Power. Yerba combinada con canela, pimienta rosa, chocolate, jengibre, cardamomo, clavo de olor. ¿Cómo es esto?

Contamos aquí la historia de tres jóvenes emprendedores que hace casi tres años percibieron que el mundo se estaba abriendo a nuevos gustos y sabores y vieron en la yerba mate un nicho inexplorado. Rubros como el té, las mostazas y las especias habían sido abordados desde el lado gourmet. Pero poco se había hecho con la yerba mate, un producto tan nuestro, tan tradicional, sumamente noble y consumido a diario por una gran cantidad de argentinos, uruguayos, paraguayos y brasileros.

Marcela de Loredo, Martín Vijnovsky y Jimena Blasco, amantes de esta infusión, notaron también lo poco que, en general, se sabía acerca de las propiedades y beneficios de la yerba. Ellos supieron ver ese nicho y -con mucha determinación- le encontraron la vuelta comercial. Hoy su producto no solo se puede adquirir por internet sino que se consigue en varios puntos de venta de la Capital Federal y también se en la ciudad de Nueva York.

 

2 socios y amigos Marcela Martn y Jimena en feria


Los inicios de un arduo camino

“En Mate & Co amamos la yerba mate. Por eso perfeccionamos la costumbre de agregarle sabores a la yerba, diseñando blends naturales y riquísimos. Cada blend combina yerba orgánica premium con especias, hierbas y flores de altísima calidad, creando experiencias increíbles, para que disfrutes del mate como nunca lo habías hecho”, se presentan en su página web.

En su cuidado sitio no solo describen en detalle los blends, detallan las bondades de la yerba y explican cómo preparar un mate perfecto, sino que también ofrecen a la venta un kit que incluye “tu blend preferido + mate de cerámica del color que más te guste + bombilla de acero inoxidable + una valijita para que lo lleves a donde quieras!”, porque para que los blends se “luzcan” es importante cebarlos bien, dicen sus creadores.

Estos tres amigos decidieron, hace tres años, embarcarse juntos en esta apasionante aventura: darle una vuelta de tuerca a la manera de consumir yerba mate. El nexo fue Marcela, amiga de Jimena de años y esposa de Martín. “Ella tuvo una idea inicial: armar un bar de yerba y con el tiempo esa idea comenzó a rondarnos a ambos en la cabeza”, toma la palabra Martin. La llegada de Jimena, que es economista, tuvo que ver con tratar de poner en práctica esta visión. “Al principio la idea me pareció descabellada, porque si bien a todos nos gustaba tomar mate, esto era mucho más que eso”, dice Jimena.

3 latas mates y kit

Sin embargo luego de sucesivas reuniones, juntos fueron dándole forma, y lo que parecía un disparate se fue transformando en algo concreto y real. Decididos a encarar este desafío comenzaron a ver cómo agregarle valor. Analizaron en profundidad el caso del té, la combinación de sabores, el packaging, etc. y juntos fueron buscando qué hacer. Fue en ese proceso que surgió la idea de hacer blends: si se podía con el té, ¿por qué no probar con la yerba mate? Ellos querían revalorizarla y llevarla a un lugar más gourmet; lograr una yerba que, combinada con otros productos, invitara a pasar por distintas experiencias de sabor a lo largo de la cebada.

“Al repensar la idea original entre los tres, logramos encaminarla. Fue un proceso de dos años en los que investigamos, nos capacitamos, nos asesoramos, hicimos cursos en la Escuela Argentina de Sommeliers, viajamos, nos vinculamos con referentes del mercado, en fin. Nos juntábamos una vez por semana a charlar y discutir el proyecto y buscábamos cómo darle forma”, agrega la economista.

Sin embargo, la salida al mercado les tomó mucho tiempo. “Nos estábamos metiendo con un producto muy tradicional y sentíamos mucho respeto por la reacción del mercado y de los consumidores, en un punto se puede decir que fuimos algo miedosos. Pero además no le encontrábamos la vuelta comercial: ¿lo poníamos en un saquito, en hebras, como infusión, se lo vendíamos a restaurantes? Se abrieron muchas preguntas porque si bien no inventamos la pólvora, un producto como el nuestro no existía y no existe”, dice Martín.

4 Lata  refill  mate

Insumos y vínculos de calidad

El producto que lograron es visualmente muy lindo: la lata contiene 240 gramos y sale $210 (alrededor de UDS12), es gourmet y sumamente cuidado. Los tres amigos-socios están atrás de todo: del contenido, de la lata, de la etiqueta y, por supuesto, de los campos que les proveen de yerba.

Marcela, Martín y Jimena no habían tenido contacto con el sector productivo hasta el momento de comenzar con Mate & Co., y este emprendimiento los acercó también físicamente a los productores yerbateros de Misiones, donde la tierra colorada, considerada por algunos como de las más fértiles del mundo por su alto contenido de nutrientes, resulta ideal para este tipo de cultivo. Allí lograron lo que buscaban: yerba producida de forma orgánica y natural, libre de cualquier tipo de plaguicidas, y productores conscientes del cuidado de cada paso del proceso de producción que les asegure la calidad del producto y la sustentabilidad de los suelos.

“Nuestros proveedores de yerba se han convertido, además, en seres muy cercanos. Nos encontramos con gente maravillosa con quienes fuimos desarrollando vínculos muy lindos y con los que muy pronto nos sentimos como amigos de toda la vida. Conocemos sus campos, nos importa cómo trabajan, nos importa su situación familiar, la de sus hijos, nos alegramos y entristecemos con sus vidas”, dicen. “Tenemos un proveedor en Oberá, con el que nos manejamos de manera directa; él hace la yerba especialmente para nosotros, cumpliendo con nuestros requisitos. Porque la yerba es un producto muy noble, que aporta vitaminas y demás, pero siempre y cuando se la haya tratado bien, cuidando todo el proceso, si no el producto final no sirve y se desaprovecha lo bueno de la yerba”, aclaran. “La nuestra no cae mal porque todos los productos que contiene cada paquete son naturales y han sido bien trabajados. No hay polvo, solo hoja, y no hay pesticidas. También los productos con los que mezclamos nuestra yerba son naturales y producen una experiencia distinta a lo que estábamos acostumbrados. Las flores desprenden todo su esplendor”, agregan los socios, quienes saben que los clientes, en cuanto abren una lata de Mate & Co., perciben que se trata de algo diferente. Y saben que el mundo valora eso cada vez más.

5 bolsas yerba

El largo proceso de pasar del proyecto a la realidad

“Una vez decidida la idea pasamos casi dos años en la etapa de laboratorio. Nos costaba mucho conseguir los productos para mezclar con la yerba y lograr los blends. Otros emprendedores nos decían que no buscáramos el producto perfecto, que el mercado mismo nos iba a decir cómo estábamos. Finalmente, para la Navidad de 2015 sucedió casi sin proponérnoslo”, cuentan estos amigos que a pesar de haber estado muy convencidos de lo que hacían, creían que el testeo en el mercado era fundamental. “Sinceramente fue un alivio ver no solo lo bien que se vendían las latas sino cómo los primeros clientes volvían a comprar”, dicen.

Plan de expansión a futuro

Efectivamente, cuando Mate & Co. salió a la venta con sus primeros blends de yerba fue un éxito. La comercialización, que se hace on line y en algunos mercados gourmet, incluyó no solo la yerba sino que otros productos como un mate de cerámica y una bombilla de acero inoxidable diseñadas por ellos mismos, “perfecta y con la curvatura ideal”, afirman.
“Creemos que el alma del proyecto exige que estemos constantemente pensando nuevos productos, no solo nuevos blends sino también productos que complementen, como el mate y la bombilla. También observamos que la yerba es muy valorada en el exterior y estamos viendo cómo expandirnos a corto plazo, no solo en Nueva York sino al mercado europeo”, dicen. Como en cualquier emprendimiento, los tres socios hacen todo: contacto con los proveedores y clientes, redes sociales, comunicación, entregas, etc. Y la innovación está siempre.

“No tengo motivos para pensar que el mate no se pueda convertir en el actual té. Estamos trabajando en eso”, reflexiona Martín.

6 latas y mate en canasto


El importante apoyo del entorno

“Yerba con yuyo”, sentenció el suegro de Martín. “Me robaron el proyecto”, protestó la abuela de Jimena, que siempre fue de agregarle frutos rojos y yuyitos al mate. “Pero todos acompañaron y reconocen nuestros logros”, dicen. “Por suerte, porque estamos todo el día pensando en el proyecto, no nos cansamos”, dicen entre risas.

En cuanto a la reacción de los clientes, la venta on line les permite un intercambio directo con ellos. “Es buenísima la reacción de la gente, sus mensajes, sus devoluciones”, dice al respecto Martín, quien aclara que aunque a veces haya alguna crítica, todo aporta al crecimiento. “Y también es emocionante cuando alguien nos manda una foto con una de nuestras latas”, completa Jimena.

Campañas

Mate & Co. adhiere, desde sus redes sociales, a diversas campañas o celebraciones de días como Día Mundial del Medio Ambiente (Nuestra yerba mate orgánica sigue los principios de la agricultura sustentable para lograr la conservación y fertilidad del suelo a largo plazo y para las futuras generaciones. #diamundialdelmedioambiente), Día Mundial Contra el Trabajo Infantil (La agricultura es el sector con mayor número de chicos en situación de trabajo infantil en el mundo. Y lamentablemente la industria yerbatera no es una excepción. Por eso desde Mate & Co. condenamos el trabajo infantil asegurándonos que en todo el proceso desde la cosecha al envasado de nuestros blends no haya un sólo chico trabajando. #NOaltrabajoinfantil), entre otras. Y también los clásicos días del Padre, Madre, Amigo, de los Enamorados y muchos otros, como el Día Nacional del Mate, claro. Con breves mensajes y lindas imágenes, desde su cuenta de Facebook e Instagram Mate & Co. transmite energía y buena onda. Igual que sus blends.

7 Latas blends

 

Palabras de emprendedor a emprendedor

Mucha gente tiene ideas, pero no cualquiera se anima a trabajarlas, analizarlas, llevarlas adelante y desarrollarlas. Estos tres jóvenes amigos se animaron y les va bien. Pero ellos confiesan: “Tuvimos la suerte de toparnos con otros emprendedores que nos ayudaron mucho con ideas, consejos, recomendaciones. La colaboración es fundamental. Además a uno le genera empatía y le da ganas de ayudar a otros. Pero no hay que creérselo porque para que un emprendimiento funcione hay que trabajar todos los días, sin descanso. Nosotros creemos que es clave armar una sociedad, juntarse con gente que tenga los mismos objetivos”, dice Martín y agrega: “Yo encontré un ´traje a medida´: un producto con el que me sentí cómodo y un proyecto que fue creciendo de a poco. Además, amamos el proyecto y eso es fundamental: que nos guste a todos y estemos convencidos. Eso se nota a la hora de vender el producto”, finaliza.

Hoy Mate & Co. vende la yerba en lata (6 blends), que se puede tomar en mate o en hebras (para lo cual también venden el infusor), venden el mate de cerámica y su bombilla, que consideran la estrella de los accesorios. “Nos emocionamos con cada nuevo blend que sacamos y con cada nuevo producto”, cuenta Jimena.

Nos despedimos pensando en lo que dijo Martín. ¿Podrá la yerba convertirse en el nuevo té del mundo? Veremos…

8 detalle de las hierbas

 

 

Contacto
Mate & Co.
Web: http://www.mateandco.com.ar/
Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
FB: https://web.facebook.com/mateandcoblends/
Instagram: https://www.instagram.com/mateandcoblends/

Autora: Carolina Aráoz, Lic. en Administración Agraria y Master en Agronegocios. Periodista agropecuario.  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. // +54 9 11 4528-2178. Buenos Aires, Argentina

Fotos: Gentileza Mate & Co.

Copyright © 2014 :: Programa FIDA.MERCOSUR.CLAEH :: Todos los derechos reservados