Casa de semillas nativas: la recuperación de un sistema de vida

Las semillas nativas, también llamadas semillas criollas o locales, son aquellas que creciendo de forma natural o silvestre en los campos son aprovechadas por los pobladores.


Ellos las usan como alimento y material para cultivar sus propias parcelas y abastecerse. Estas semillas cuentan con características dadas por el entorno donde se desarrollan en forma natural, soportan las condiciones climáticas, resisten a plagas y enfermedades y cuentan con características nutritivas especiales.

En el distrito de Itapúa Poty del Departamento de Itapúa, distante 460 kilómetros de la capital, existe la experiencia de Casa de Semillas. Ramón Benítez, de 72 años, es el presidente del Comité Oñoirü. “El objetivo de rescatar las semillas nativas es la supervivencia y bienestar familiar para tener una alimentación sana y que sirva para el sustento familiar. Las semillas son el patrimonio colectivo de los pueblos, resultado del trabajo de muchas generaciones de agricultores de pueblos originarios que las han domesticado, conservado, mejorado, reproducido, e intercambiado desde tiempos inmemoriales, para que a través de ellas la vida se siga gestando y provea alimentos sanos y nutritivos a las presentes y futuras generaciones", sostiene.

expe161220 6

Benítez cuenta que el Comité de productores ha inaugurado un lugar denominado Casa de Semillas Nativas o “Semilla Róga” en guaraní, es un lugar físico para el acopio y el almacenamiento de las semillas, manteniéndolas en condiciones adecuadas para su multiplicación en la época adecuada. La función principal de la Semilla Róga es almacenar, conservar y mantener las semillas nativas, de tal manera que los agricultores vinculados a la organización puedan disponer de ellas justo cuando las requieran, sin necesidad de depender del mercado convencional o semillas híbridas o transgénicas que traen consigo la utilización de los agroquímicos. 

Por su parte, Pedro Vega, de 24 años, es técnico agrícola y también productor socio del Comité Oñoirü, menciona que el rescate y la recuperación de las semillas nativas y criollas es en defensa del modelo de producción campesina, para que las grandes empresas no perjudiquen la soberanía de los pueblos, entre ellas las semillas y las tierras. Vega cuenta que hace aproximadamente 6 años iniciaron la campaña de rescate y recuperación de semillas nativas, con parcelas demostrativas, recuperación de suelos y chacras sociales. 

Para iniciar con la “Casa de Semillas Nativas” se realizó una Asamblea de socios del Comité donde se analizó la conveniencia y la necesidad de crear una Casa de Semillas que garantice la disponibilidad y acceso a las semillas nativas. En la oportunidad se designó a responsables, nombrando una Comisión de Semillas. A través del tiempo se capacitaron a éstos responsables en temas relacionados al manejo y la administración de la Casa, el almacenamiento y conservación de las semillas, el secado y manejo agronómico de los cultivos semilleros. Se gestionó la construcción del local con las Municipalidades de Itapúa Poty y Edelira. 

expe161220 1

Fue elaborado un reglamento operativo de la Casa de Semillas Nativas. Se estableció como condición principal que los productores lleven una botella llena de semillas nativas y luego de la cosecha trajeran dos botellas de las semillas multiplicadas. El compromiso por parte de los productores que llevan las semillas es reproducir las semillas, de tal forma a que la agricultura familiar campesina vuelva a tener autonomía al momento de cultivar, debido a que hoy día hay mucha pérdida de la diversidad de semilla. 

Existen muchas maneras de almacenar las semillas de forma que se conserven a través del tiempo y se mantengan viables. Lo más utilizado en la Casa de Semillas Nativas es la botella plástica reciclada de 2 litros, que contenía bebida gaseosa. 

El procedimiento es lavar bien la botella con agua caliente y luego dejarla secar muy bien de boca para abajo. Luego del secado se asegura muy bien de que esté libre de insectos y patógenos que puedan afectar a las semillas. Una práctica utilizada para que las semillas se conserven bien es agregar en el fondo de la botella un poco de ceniza bien seca, esto ayudará a absorber la humedad normal de las semillas y se mantendrá libre de hongos.

expe161220 3

Otra experiencia de Casa de Semillas se encuentra en el Distrito de Pirapey, del mismo Departamento de Itapúa, donde Andrés Eliodoro Suarez de 57 años es miembro de la Asociación de Productores San José. Dice: “que la recuperación de las semillas nativas es una práctica aprendida de sus antepasados, y que los pueblos originarios realizaban, y que hasta hoy día continúan realizando. El productor multiplica las semillas nativas para obtener más volumen y poder distribuir a sus asociados e interesados en cultivarlas”. 

Destaca el procedimiento para realizar la conservación de las semillas se basa en realizar un buen tratamiento en la poscosecha, secando al sol durante un día, y luego aireando otro día más bajo sombra. Posteriormente se guarda en bidones de 50 a 200 litros, bien tapados. En la Casa de Semillas Nativas que tienen Pirapey 57 disponen de 16 variedades de semillas nativas de maíz, arroz secano, poroto, habilla, soja, abono verde, yerba mate y mandioca.

Suarez indica que los envases de semillas deberán ir rotulados, con indicaciones de fecha del envasado, el contenido en especie y variedad, la cantidad aproximada y algunas características agronómicas de la semilla almacenada. 
Además recomienda que los envases donde se guardan las semillas contengan la menor cantidad de aire (oxígeno). Esto se logra llenando la mayor cantidad del recipiente con las semillas, evitando así que estas respiren y se descompongan fácilmente. 

También es muy importante la temperatura del lugar donde se guarden los recipientes con semillas. Debe ser un lugar fresco, a fin de evitar las altas temperaturas. Finalmente la luz directa sobre los recipientes también puede afectar la durabilidad de las semillas, por lo tanto se recomienda que el lugar de almacenamiento sea oscuro, sin luz directa sobre las semillas.

expe161220 4

Otro productor antiguo miembro de la Asociación es Alfonso Maidana Vázquez de 75 años. Hace cinco años se encuentra trabajando en la recuperación de las semillas nativas y tiene 16 variedades o razas de maíz. 
Empezó con 1 kilo y a través de los años fue multiplicando. Cada año en su Comité se realiza una feria de intercambio de semillas nativas. 

Guardan la semilla en tambores de metal, no utilizan plástico para evitar que se contaminen las semillas. El productor dice que con las semillas nativas se produce en forma sana y no es necesario utilizar semillas transgénicas ni productos químicos. 
Maidana dispone de semillas nativas en almacenamiento y comercializa las mismas a los productores y organizaciones que ya están conscientes de la importancia que tienen.

 <<<

Ficha técnica
Autor: Mario Eligio Paredes Fleitas

Mario Paredes es ingeniero agrónomo egresado de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), con Curso de Especialización en Planificación, Economía y Ecología en la Extensión Agropecuaria del Centro de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel.

Además tiene otros cursos de especialización nacionales e internacionales relacionados con la agricultura familiar campesina y el sistema de producción orgánico y agroecológico. Actualmente se desempeña como coordinador de proyectos en el Programa Agroecología del Centro Estudios y Formación para el Ecodesarrollo - Alter Vida (www.altervida.org.py), organización no gubernamental dedicada al desarrollo sostenible en Paraguay. Además es el responsable por Alter Vida de facilitar los Proyectos de Paraguay Inclusivo (MAG/Dincap/FIDA) para dos Asociaciones de Mujeres en el Departamento de Misiones. También es capacitador de capacitadores en temas de agroecología y producción orgánica, apoyado por ICCO, Cooperación de Holanda.

Ha desarrollado consultoría en varios temas relacionados a la agricultura familiar campesina, la producción orgánica y agroecológica, con experiencias sistematizadas y materiales educativos editados. Ha sido auditor en producción orgánica para certificadoras internacionales.

Tel.: 595 21 298 842
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  
Edición: Ing. Agr. Mario E. Paredes F.
Colaboración: Saberes locales del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Coordinadora Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas
Revisión: Ing. Agr. Rubén Rolón
Fotos: Ing. Agr. Mario Paredes

Contactos

Ramón Benítez + 595 0986 605934
Pedro Vega + 595 0981 261661
Andrés Eliodoro Suárez + 595 0982 853811
Alfonso Maidana Vázquez + 595 0984 843133

Uruguayan government will buy from family farmers

Convenio compras públicas (Uruguay)

“Today they will be giving work to people who lost their jobs for being small producers, for having no capital”.

Leer más...

Demand for an effective public support for FF

ifad campesinos

"We need to adopt policies that promote the inclusion of youth in the agricultural sector. (...) The only way to ensure that this profession will be attractive for them is to guarantee an effective public support to family farming."

Leer más...

Fifth World Farmers' Forum

foro rural mundial

Between the 15th and 20th of February 2014 the fifth World Farmers' Forum was held in Rome. The CLAEH IFAD Mercosur Programme participated in this important biennial event.

Leer más...

The challenge of AIAF-2014

reto AIAF 2014

Even before it started, the International Year of Family Farming had already achieved some of its objectives. It succeeded in mobilizing social organizations representing family farmers in five continents, at least at the level of its leadership.

Leer más...

Copyright © 2014 :: Programa FIDA.MERCOSUR.CLAEH :: Todos los derechos reservados